Tuesday, February 20, 2007

Cuídate de tu vecino (1)

Siéntense, cojan las palomitas y den al play, porque a continuación les voy a contar lo que me ha ocurrido ésta semana.




Hace unos días llegué a casa de trabajar y me dio por mirar las estadísticas de conexiones a mi punto de acceso FON, que hasta el momento sólo tenía conexiones mías.

Para que se entienda, un punto de acceso FON es un pequeño router inalambrico de un solo puerto que se conecta a alguno de los puertos libres del router con el que nos conectamos a Internet en nuestras casas. Así, este pequeño aparatito nos genera dos redes inalámbricas 802.11bg, una pública y otra privada con encriptación WPA, de manera que se puede utilizar la privada para que se conecte el dueño del router y otra pública para que se conecte la gente en general.

Pues bien, cuando ví las estadísticas, comprobé con alegría que alguien había comprado un bono y se estaba conectando gracias a mi conexión a Internet.
Los días siguientes comprobaba el uso que mi nuevo amigo hacía de la conexión de FON, miraba a qué horas se había conectado, cuánto tiempo, y qué cantidad de datos había descargado, todo ello indicado claramente desde la web de FON.

Sin pensar más allá, yo seguía haciendo un uso normal de mi conexión, seguía con mi portátil conectado por RJ45 y la pda conectándola a la señal pública de FON ya que la privada tiene encriptación WPA y no funcionaba del todo bien en la pocket pc. De buenas a primeras, empecé a observar cosas sospechosas. "Algo" había aumentado el ancho de banda disponible para la señal pública, estaba a "unlimited" cuando yo lo tengo siempre "a pachas" 50% para el público 50% para mí. También me fijé en que los niveles de señal de la fonera eran distintos para la parte pública y para la parte privada, cosa extraña, ya que éstas dos señales son generadas por la misma antena. Totalmente mosqueado probé a navegar desde la PDA por la señal pública de Fon, y joder, no funcionaba, ni siquiera había resolución DNS.
Al observar todas estas maravillas juntas supe que alguien estaba intentando algo con mi conexión.

Desenfundé portátil, cargue Linux, compilé drivers para mi adaptador ethernet en modo promiscuo, y puse en funcionamiento un sniffer para redes WIFI. En otras palabras, puse a mi ordenador en modo cotilla para que me dijera todo lo que se estaba haciendo en mi red de área local. Y allí estaba todo el pastel.

To be continued...

3 comments:

Rafa Venutz said...

joder Dani cuéntalo y no me dejes con la intriga coñoO!!

Kanario said...

Siento reventarte la historia, Dani, pero no voy a permitir que dejes a la gente con la intriga...
Tengo que decir que el vecino al final muere...jajaja

soleitor said...

jolin macho, tu si le estás sacando el provecho a la carrera, jajaja si a mi me piratean y me desmontan la red te juro que ni me entero!!! Espero que nadie tenga en cuenta este comentario para desplumarme!!!

 

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Unported License.